Blog de noticias‎ > ‎

Mantener la bateria en buen estado

publicado a la‎(s)‎ 26 dic. 2010 8:01 por J C F L
  
   


Llega el invierno. Una epoca dura para las personas, también para nuestros vehículos.

No obstante, no todas las baterias son iguales, por lo que el cuidado y mantenimiento, aunque básicamente el mismo, difiere en cada uno de los modelos.

Para empezar y por obvio que parezca, comenzaremos por saber 

Que es exactamente una batería.

    Una batería no es más que un acumulador de energía, cuya función principal es poner en marcha el motor del vehículo. Esta acumulación de energía se realiza mediante un proceso químico entre dos placas de plomo y un líquido llamado electrolito, formado por agua y ácido sulfúrico.
 
   

    Existen basicamente dos tipos de bateria actualmente: CON o SIN MANTENIMIENTO. Igualmente podemos diferencias las que son DE PLOMO o DE NIQUEL-CADMIO.


    Las baterias sin mantenimiento, no requieren manipulación por parte del usuario ya que los basos comunicantes se encuentran cerrados para que no puedan ser manipulados. Este es el modelo más usual actualmente. Las baterias con mantenimiento, llevan los tapones de acceso a los vasos comunicantes con la posiblidad de ser abiertos por el usuario y rellenar el posible consumo de agua que se produzca. Recordar que la batería lleva dentro el electrolito compuesto por agua y acido sulfurico. Dado que el acido sulfúrico no puede evaporarse, lo unico que se pierde es, el agua, por lo que es posible que necesite periodicamente comprobar su estado y ver "los niveles" que presenta.

    En baterías con mantenimiento es importante comprobar el nivel del electrolito en cada uno de los seis vasos, debe estar un centímetro por encima de la parte más alta de las placas. En caso contrario será necesario añadir agua destilada hasta alcanzar el nivel correcto. Es muy importante no utilizar agua del grifo porque contiene minerales que interfieren en las reacciones químicas y dañan a las placas. Por ello es necesario el uso de agua destilada que puede adquirise en cualquier comercio o en su defecto y en caso de necesidad, agua procedente de la condensación de los aires acondicionados.
     
    No es necesario añadir ácido porque no se evapora como el agua, sino que permanece en el interior del vaso.  Solamente será necesario añadir ácido si se ha producido un derrame del electrolito de la batería, siempre controlando el proceso con el densímetro para que no se altere su capacidad. Además habrá que hacerlo con sumo cuidado ya que pueden producirse salpicaduras que podrían causar lesiones al operario.
 
    La reacción química que se produce en la batería genera energía eléctrica y además es reversible. Alimentando a la batería con una determinada tensión se consigue recombinar los elementos químicos para regenerar la carga de la batería. Todo este proceso de carga y descarga origina un desgaste de las placas internas. Desgaste que se acelera si el nivel del electrolito desciende por debajo del mínimo, se utiliza la batería con poca carga o se realizan procesos de carga muy rápidos.
 
    El desgaste de las placas crea desprendimiento de material que se deposita en la parte inferior del vaso originando un cortocircuito entre las placas. Esta avería se conoce como vaso comunicado y se detecta al aparecer burbujas en el vaso cuando se somete la batería a un esfuerzo prolongado. El cortocircuito entre las placas origina la rápida descarga de la batería que puede suceder en muy pocos minutos. Es lo que antiguamente se conocía cuando los entendidos decían que "hervia" la batería...

    Las baterías sin mantenimiento no se pueden abrir fácilmente porque el proceso químico no es idéntico al de las baterías con mantenimiento. El agua necesaria para el proceso químico es generada con los elementos químicos de las placas. Por este motivo los vasos no necesitan agua y la batería no debe ser abierta.   El mantenimiento de estas baterías se reduce a la comprobación del estado de sus bornes y a evitar su carga rápida.
 
    Cada bateria tiene una capacidad de reserva, que es el tiempo, en minutos, que una batería proporciona 25 amperes a una temperatura de 26.6°C; esta capacidad es diferente para cada tipo de batería. En la práctica, es el tiempo que dura la batería operando los accesorios esenciales de un vehículo cuando el generador o alternador a fallado. Igualmente tiene una capacidad de arranque, que no es más que el número de amperes disponibles para arrancar un motor por espacio de 30 segundos en condiciones de clima frio (-18º)

Mantenimiento de la batería.     
    Para mantener una batería en buen estado es necesario evitar que el nivel del electrolito descienda por debajo del mínimo. Realizar una carga si presenta síntomas de falta de energía en el momento del arranque del motor. Una batería pierde un 0.24% de su carga cada día que no se pone en marcha el vehículo.
 
    Evitar las cargas rápidas, no debiendo utilizar intensidades mayores del 10% de la capacidad de la batería. Una batería de 12 voltios y 75 Ah deberá cargase a una intensidad máxima de 7.5 amperios.

    Recomiendo utilizar los cargadores habituales a 12v y con carga lenta a fin de que el proceso químico se produzca lentamente y permita regenerarse. 24 horas es un tiempo más que suficiente para esta operación. Si tras ello la batería vuelve a venirse abajo, hay que adquirir una nueva.
 
    Otro punto importante en el mantenimiento de la batería consiste en el estado de los bornes de conexión con la instalación eléctrica. Los vapores de ácido sulfúrico pueden llegar hasta los bornes y terminales creando una capa de sedimentos que atacan al material de los mismos. Para eliminar esta capa de sedimentos se recomienda utilizar solamente agua en abundancia. Para prevenir estos depósitos de sulfato, aplicar en los bornes y terminales algún tipo de grasa o vaselina. Habrá que tener especial precaución con el agua que cae en el compartimiento del motor porque puede depositarse en algún hueco y atacar a la chapa del vehículo.
 
    La unión entre los bornes de la batería y los conectores de la instalación eléctrica del vehículo debe mantenerse lo más limpia posible para evitar que aparezca resistencia entre ellos. Un pequeño valor de resistencia origina un peor arranque del vehículo y un descenso de la eficacia del sistema de alumbrado y es la causa de importantes fallos en los sistemas electrónicos del vehículo.

    
    En caso de no utilizar el vehículo durante un largo periodo de tiempo se recomienda desmontar la batería y realizar cargas periódicas  para evitar que se descargue completamente. Una descarga completa de la batería origina un rápido deterioro de las placas, reduciendo su vida útil. Existen en el mercado cargadores "inteligentes" que testean el estado de la batería, agregando carga o manteniendose en standby según la necesidad de la propia batería, con lo que esta, se encontrará siempre en óptimas condiciones.

   CARGADOR DE MANTENIMIENTO BATERIA MOTO OPTIMATE 3+
Cargadores inteligentes

 
                                                                           Cargador convencional


    Aunque la vida útil de una bateria está entre los 3 y 4 años, podemos prolongar la vida de una batería, para ello es necesario tener en cuenta los factores que determinan su vida util y su rendimiento. Habrá que prestar especial atención en LA SOBRECARGA DE VOLTAJE, LA CARGA INSUFICIENTE DE CORRIENTE, LAS ALTAS TEMPERATURAS, EL NIVEL DE ELECTROLITO INCORRECTO, LA CORROSIÓN DE LOS BORNES DE CONEXIÓN y LAS VIBRACIONES QUE SUFRA LA BATERIA.

    Actualmente, fabricantes de vehículos realizan modificaciones a fin de que las baterias se adapten expresamente a sus especificaciones de fabricacion, por ello los bornes pueden estar situados de forma especifica para ese modelo (Positivo a la derecha o a la izquierda...)

Comments