Blog de noticias‎ > ‎

¿Cuándo repostar?

publicado a la‎(s)‎ 3 ene. 2011 11:10 por Mr Trikineitor

¿Conviene repostar con frío?



manga.jpg

Una de los consejos más comunes a la hora de llenar nuestro depósito de carburante es evitar repostar cuando hace calor (por ejemplo, en pleno día), debido a que la dilatación de la gasolina hace que la misma cantidad de carburante ocupe más espacio. Y es que en la gasolinera nos cobran por volumen, no por peso.

Que las cosas ocupan más volumen cuando se calientan es un hecho conocido por todos, creo. Yo ya lo he explicado en otras ocasiones, así que no repetiré la explicación hoy (si alguien quiere ver la explicación, que vea por ejemplo La temperatura del motor). Pero, ¿cuánto se dilata la gasolina? ¿que ahorro comporta repostar con frío?

El coeficiente de dilatación volumétrica de la gasolina es de 950 millonésimas por grado(9,5·10-4/ºC, obtenido de la wikipedia). Eso significa que si tomamos un litro de gasolina y lo calentamos un grado, ahora ocupará un volumen ligeramente mayor, 1,00095 litros. Si lo calentamos 20ºC, ocupará 1,019 litros, un aumento del 2%, no llega.

gasolinera.jpg

Vamos a poner un ejemplo razonable. Supongamos que tenemos dos coches que van a poner 50 euros de gasolina 98, cuyo precio en una gasolinera cercana a donde vivo hoy era de 1,207 euros cada litro. Según Internet, hoy la temperatura máxima por aquí ha sido de 28ºC, y la mínima 22ºC. Una diferencia de seis grados.

Uno de los coches va a repostar justo cuando la temperatura es la mínima, mientras que el otro se espera a que suba hasta el máximo. Entonces, ambos comparan la cantidad de gasolina que contienen sus depósitos.

La máquina, con toda su precisión, introduce 41,415 litros de carburante en ambos depósitos. Pero el primer caso, la gasolina está fría. Cuando sale el sol, el ambiente se caldea hasta llegar el momento de máximo calor del día. Los seis grados extra de temperatura hace que que se expanda el líquido dentro del depósito del primer coche, que ahora pasará a contener 41,661 litros.

Es decir, justo en ese momento, el coche que ha repostado en frío contiene 0,236 litros más de gasolina que el otro, que acaba de repostar en caliente. Si el acalorado conductor del segundo coche quiere igualar al primero, tiene que pagar veintiocho céntimos y medio más.

Me diréis que sale tan poco porque tengo la suerte de vivir cerca del mar, lo que hace que la diferencia entre el día y la noche sea más pequeña. Vale, hagamos la prueba con un lugar lejos del mar. En Madrid, hoy la máxima ha sido de 31ºC, y la mínima de 16ºC. En ese caso, la diferencia de volumen es de 590cc, lo que significa un gasto adicional de 71,25 céntimos.

gasolinera.jpg

Si nuestro vehículo bebe gasoil, la diferencia es algo menor, ya que el coeficiente de expansión térmica es más pequeño, de 820 millonésimas por grado (obtenido de yahoo answers). En la misma gasolinera de mi ejemplo, el gasóleo diésel iba a 0.987 euros por litro. Por lo tanto, con una diferencia de seis grados el ahorro al repostar de noche es de 24,6 céntimos. En Madrid, con sus quince grados de amplitud térmica, el ahorro sería de 61,5 céntimos.

Como veis, en realidad el ahorro es bastante pequeño. Depende de la diferencia de temperatura entre el día y la noche. En el peor de los casos analizados, tan sólo ahorramos 71 céntimos sobre un gasto de 50 euros. Ni siquiera a Zapatero le llega para un café.

De todas formas, grano a grano se consigue una playa. Ahí están los números, y cada cual sabiendo la diferencia de temperaturas que se da en su región puede decidir si le vale la pena repostar a horas intempestivas. Aunque si nos da igual llenar el depósito al ir o al volver, siempre podemos elegir la mañana cuando el combustible aún no se ha calentado.

Eso sí, no hay que olvidar que el ahorro es proporcional a la cantidad que se pone. Así que si tenemos un camión, a lo mejor ahorramos lo suficiente para desayunar en el bar de la estación de servicio.

Fuente: www.circulaseguro.com

Comments